Un hombre recibe un disparo de su propio perro en las nalgas

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Un perro disparó accidentalmente un rifle calibre 22, con tanta puntería que el proyectil se alojó en el trasero de su dueño en Nueva Zelanda. El hombre, fuera de peligro, se recupera de la operación. Al parecer, el varón de 40 años formaba parte de un grupo que había salido a cazar en Te Kopuru. Cuando se subieron al vehículo el arma de fuego estaba en el piso de la cabina y al treparse su fiel mascota con la pata accionó el gatillo. Según relataron a la Policía, todos creyeron que el arma estaba vacía pero tenía cinco cartuchos dentro. La víctima fue traslada al hospital de Whangarei donde los cirujanos le extrajeron la bala y evoluciona favorablemente y sin peligro alguno.

http://www.noticiasdealava.com

Deja un comentario